Manifiesto: ¡Despierta Coria! (2016)

MANIFIESTO Por Carmen Ibarlucea

En este día nos reunimos para mostrar nuestra repulsa a la barbarie que significa perseguir hasta la extenuación a un herbívoro, en cuya naturaleza esta pasar el 97% de su día reposando, por lo que la carrera de la huida, pensando en salvar su vida ya condenada previamente, será un dolor que es fácil de imaginar.

Pero aunque nos hemos reunido aquí para pedir que se respete la vida de Catalán, Capote, Cubano, Lebrao , Malasangre, Mirador, Moñudito, Niño, Oriente, Pardillo, Piconero y Trapecista, me gustaría que pidiéramos por el respeto a otras vidas, las nuestras que se entrelazan con las de estos toros y aunque no vamos a morir en Coria, si vamos a vivir bajo la misma violencia que les da muerte.

Hablemos de la infancia. Nos gusta pensar que cuidamos de nuestras niñas y niños, nos gusta pensar que hemos mejorado en el respeto a sus necesidades y a su dignidad. Como Estado, España se ha sumado a la Convención de Derechos del Niño de Naciones Unidas, pero pocas personas saben que sumarse obliga al cumplimiento. Y que cumplirla no solo es velar por la salud física, sino también por la salud mental y emocional de los menores. Es por ello que el máximo órgano de protección infantil, el Comité de Derechos del Niño ha mostrado su gran preocupación por lo que sucede en España, donde es habitual la presencia de menores en espectáculos taurinos y por ello insta a nuestros gobiernos a “proteger a la infancia de la violencia física y mental de la tauromaquia”.

Hablemos también de economía, algo que a día de hoy es una preocupación para la mayor parte de las familias de nuestra región, una región con un 29% de paro. De sobra sabemos que la pobreza es una de las formas más graves de violencia. Lo que desconocemos es que la tauromaquia es uno de los pilares de la desigualdad. Que el negocio de la tauromaquia se apoya en la corrupción económica y en el injusto reparto de las subvenciones. Allá donde ponemos nuestra mirada descubrimos que hay empresas de la construcción que están asociadas a empresas ganaderas, y que esas empresas tienen deudas con Hacienda y la Seguridad Social, pero pese a ello están siendo contratadas por los ayuntamientos, con contratos millonarios, para que personas que tienen condiciones laborales precarias, personas que están siendo violentadas por un estado injusto, reviertan su frustración sobre animales inocentes.

Y ahora sí, hablemos de los Derechos de los Animales. Cuando la feminista británica Mary Wollstonecraft publicó “Vindicación de los derechos de la mujer” en 1792, el filósofo de Cambridge Thomas Taylor respondió con un parodia “Vindicación de los derechos de los brutos” afirmando que los argumentos de Wollstonecraft para exigir el reconocimiento de los derechos de la mujer podrían aplicarse igualmente a los animales, él lo hacia con la intención de reducir al absurdo los razonamientos de Mary, y sin embargo su razonamiento aparece hoy cargado de lógica. Y podemos declarar que la dignidad es un valor que, al no requerir de razonamiento (capacidad de hacerse preguntas por la propia existencia o de planificar el futuro) es intrínseca a toda forma de vida. Sí, los animales tienen derechos y cada vez más países los reconocen en sus legislaciones. En Alemania por ejemplo, desde el 2001 se fija en su Constitución la defensa de los derecho de los animales como una tarea del Estado.

Sin embrago en nuestro Estado los festejos con maltrato a un toro ascienden a más de 16.000, entre corridas, novilladas, vaquillas y encierros, como va a suceder en Coria donde se maltratan inocentes por las calles y en las plazas, y creemos que es porque no se han parado a pensarlo desde todas estas perspectivas.

Quienes estamos aquí, en las calles presionando como sociedad civil, hemos logrado llevar al Congreso una PNL para la eliminación de cuatro espectáculos taurinos de especial crueldad: Tordesillas, Medinacelli, Benavente y Coria. Desde todos esos lugares se está trabajando por erradicar las violencias de nuestras vidas.

Tordesillas afortunadamente ya no volverá, al menos con la saña que ha caracterizado su torneo durante siglos. Nos quedan Medinacelli, el Toro de Benavente y aquí en Extremadura los Sanjuanes de Coria. La PNL dice: “El Reglamento de Espectáculos Taurinos de Extremadura prohíbe festejos como los que se realizan en Coria, en los que los toros, tras un encierro por el pueblo, son sacrificados mediante uno o varios disparos de escopeta, que debería producirse fuera de la vista del público y que año tras año incumple su ayuntamiento.” y lo hace porque las Fiestas de Coria fueron declaradas de Interés Turístico en Extremadura bajo el amparo del Decreto 152/1997 de 22 de diciembre por la Junta dotando así de excepcionalidad a la barbarie.

El Pasado año gritábamos en las calles de Mérida ¡Despierta, Coria!

Este año lo gritamos en las calles de Cáceres ¡Despierta, Coria!

Pero eso no significa que nos conformemos con actos simbólicos, cada día vamos a presionar para que nuestros representantes en las instituciones legislen a favor de la razón y de la ética. Vamos a denunciar las irregularidades incansablemente, como ya hemos hecho ante el Ayuntamiento de Coria de dos de las empresas que han contratado este año.

Un año más alzamos nuestra voz para defender a los inocentes que van a morir en Coria del 23 al 29 de junio. Y lloramos por Catalán, Capote, Cubano, Lebrao , Malasangre, Mirador, Moñudito, Niño, Oriente, Pardillo, Piconero y Trapecista porque no entendemos la razón sin corazón. Y a una sola voz, repetimos ¡Despierta, Coria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s