Confirmado: Extremadura recorta en Educación y Juventud, pero Subvenciona con Más de un Millón de Euros la Tauromaquia

Cáceres, 23 de junio de 2020. El pasado 4 de junio ONG´s Extremeñas, nacionales e internacionales enviaron al presidente de la Junta Extremadura, Guillermo Fernández Vara una carta en la cual le pedían que no subvencionase la tauromaquia y le exigían transparencia en relación a las ayudas que, desde la Junta, se preste al sector taurino con fondos públicos. La misiva, firmada por la Plataforma La Tortura No Es Cultura, Animal Guardians, AVATMA, Plataforma Defensa Animal Extremeña y Ecologistas Extremadura, fue consecuencia de la reunión que el presidente extremeño mantuvo con el lobby taurino el miércoles 27 de mayo con diversos representantes del mundo taurino, como el presidente de la Fundación del Toro de Lidia (FTL), Victorino Martín, el ganadero Borja Domecq, el empresario Antonio Barrera y los toreros Cayetano Rivera Ordóñez y Miguel Ángel Perera, y que puso en alerta a las organizaciones animalistas sobre posibles ayudas públicas al sector.Las organizaciones, a las que ahora se une también Adana Badajoz y Extremadura Ecofeminista, afirman que no han recibido ninguna respuesta a su carta por parte del Gabinete de Presidencia, ni de ningún otro organismo del Gobierno autonómico, han visto cumplidas sus sospechas.El BOE del viernes 12 de junio ha anunciado las ayudas al sector taurino bajo el epigrafe “ concesión de subvenciones dirigidas al apoyo y fomento de la cultura taurina en la Comunidad Autónoma de Extremadura”. Sin embargo no se anuncian las cantidades que se destinarán a dicho fin.

De acuerdo a un informe realizado por El País, en esta comunidad autónoma ya se habían presupuestado para 2020 al menos 1.036.000 millones de euros para ayudar a la tauromaquia.Esta semana hemos sabido además que en Extremadura los ganaderos de toros de lidia podrán acogerse también a subvenciones a través de la prevista modificación del Programa de Desarrollo Rural, pero una vez más no se sabe cuáles serán las cantidades.Todas estas ayudas económica con fondos públicos se suman a las ya cuantiosas subvenciones que los ganaderos de lidia reciben del Programa Agrario Común (PAC) de la Unión Europea. Según reveló AVATMA en base a un estudio del propio sector taurino, el 31,6% de los ingresos de las ganaderías de lidia proviene de la PAC. Esto incumple claramente el objetivo de este programa, que es proporcionar a los europeos carne de calidad. De todos es sabido que la carne de animales lidiados es considerada un subproducto cárnico debido a su bajísima calidad y riesgo de contaminación bacteriológica y no se admite en cadenas de distribución.

Realmente cuesta entender que se destinen fondos públicos a un sector ya de por sí tan subvencionado, considerando el enorme rechazo social que genera (el 63,5% de los extremeños no está a favor de esta práctica y el 28% la prohibiría directamente- Electomanía 2020), que a pesar de las ayudas que ya recibe se encuentra en bancarrota (los festejos taurinos han caído en Extremadura en un 62% desde 2011- Ministerio de cultura) y especialmente considerando que la Comunidad extremeña mantiene en 2018 la tasa más elevada de todas las regiones en el porcentaje de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (indicador Arope) y tasa de pobreza; la segunda en privación material severa; y la tercera en la tasa de baja intensidad de empleo (BITH), con un 37,6% de su población (404.000 personas) en riesgo de pobreza (Fuente: “Estado de pobreza 2019”).

Además, el 7 de junio se anunciaron un recorte de 302 plazas en la educación pública y la cancelación total de ayudas a las Asociaciones Juveniles de la región, lo que deja a sectores tan importantes como la educación formal y no formal en una situación de precariedad absoluta en plena crisis. Según Carmen Ibarlucea, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura, “Esto muestra una vez más que la educación y la protección de la infancia extremeña no es una prioridad para el Gobierno socialista, pese a ese 48,2% de infancia en riesgo de pobreza y exclusión social en la región, pero la tauromaquia sí lo es”.La Junta de Extremadura anunció el martes 26 de mayo que no puede asumir de momento la subida salarial del 2% para los empleados públicos debido a las actuales circunstancias derivadas de crisis sanitaria, que han provocado una caída de la recaudación y un gasto sanitario sobrevenido. La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales explicó que la previsión de la caída de la recaudación, según datos del Ministerio de Hacienda, ascenderá a 9.500 millones de euros, lo que supone una caída del PIB del 9,2%, un descenso optimista según avalan organismos como la Airef, el Banco de España y FMI, que lo sitúan por encima del 12%.Desde la Plataforma Defensa Animal Extremeña, Raquel Moreno señala: “Aún con todas estas razones económicas, y pese a los datos que hablan del escaso apoyo de la sociedad civil a la tauromaquia, la Junta de Extremadura va ha ofrecer un soporte económico, a través de subvenciones, a un sector que ya está ampliamente subvencionado, además del dinero que obtienen por el alquiler de cotos de caza y el turismo rural”.
“Nos entristece y nos avergüenza tener que constatar que el poder del lobby taurino y su capacidad de influencia y presión sobre las administraciones públicas, llegue a ponerse por delante de las necesidades de la infancia, de la educación, de la sanidad y de la verdadera cultura” añade Ibarlucea. Y recuerda que, además, la participación de menores de 18 años en eventos taurinos contraviene la recomendación del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, en Extremadura es habitual la subvención de escuelas taurinas con dinero público así como la promoción de la presencia de niños, niñas y adolescentes en las corridas y encierros.

950.000 euros son destinados a la escuela taurina desde la Diputación de Badajoz, donde niños aprenden el maltrato y muerte de bovinos, pudiendolo hacer, según el reglamento de escuelas taurinas de esta comunidad, con reses vivas a partir de los 14 años, incumpliendo las directrices del Comité de los Derechos del Niño de la ONU que en el 2018 instó a España a prohibir la participación de menores de 18 años en festejos taurinos, ya sea como espectadores o como toreros. Igualmente, esto incumple la Constitución española, por cuanto en su artículo 20 sobre los derechos fundamentales y de las libertades públicas, el punto 4 señala que “Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.”En vista a la realidad, en esta comunidad, la supuesta cultura taurina está por encima del interés superior del menor.“Atendiendo a nuestra carta del 5 de junio, seguimos exigiendo al Presidente de la Junta de Extremadura que haga públicas las cuentas en las que se basa el sector taurino para afirmar que, “vía impuestos aporta 549 millones de euros anuales. Igualmente, queremos saber a cuánto ascienden las ayudas totales que les entregan vías subvenciones”, concluye Raquel Moreno.Desde AVATMA se han realizado tres informes que se pueden consultar en su web avatma.org , en los que detallan, por ejemplo, las ayudas que se pueden rastrear en las web de los Ministerios Públicos, así como los gastos salariales de las explotaciones taurinas y las cuadrillas contratadas.

Más info: plataformadefanex@gmail.com

Sr. Ministro de Cultura: Hamilton tiene razón

Sr. Jose Manuel Rodríguez Uribes Ministro de Cultura

Estimado Sr. Ministro,

La semana pasada, el deportista Lewis Hamilton hizo unas declaraciones, no contra España, sino contra la barbaridad de la tauromaquia en España, y en especial sobre el hecho de que en “Los niños en España aprenden a torturar y a matar toros a la edad de 14 años.” Desgraciadamente, tiene razón:

1) Según el Reglamento de Escuelas Taurinas de Andalucía: “La edad mínima de los alumnos para poder intervenir en clases prácticas con reses será la de catorce años cumplidos y contar con la autorización del padre, madre o tutor del alumno que sea menor de edad.”.

2) Son numerosas las pruebas de las que disponemos de incluso menores de 14 años matando becerros. – Le invitamos a ver este vídeo en el que un niño sin duda menor de 14 años clava el estoque hasta 3 veces en un pequeño becerro: https://drive.google.com/file/d/1ryJ-dI1kIhfkQl47L3ilxf6- 0KQn7zzo/view?usp=sharing –

Puede ver muchas más ejemplos en esta carpeta: https://drive.google.com/drive/folders/1esafo9pNqrB9nSg0R5vSQKWim39j1Iu?usp=sharing 3)

Esto infringe la recomendación del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, la mayor autoridad en derechos de la infancia, que en 2018 instó al estado español: “Con el fin de prevenir los efectos perjudiciales de la tauromaquia en los niños, el Comité recomienda que el Estado parte prohíba la participación de menores de 18 años como toreros o como espectadores de eventos taurinos.”

4) El artículo 39 de la Constitución española señala que “Los niños gozarán de la protección prevista en acuerdos internacionales que velan por sus derechos.” Por lo que, considerando que España ratificó la Convención de los Derechos del Niño, debería, de acuerdo a la carta magna, seguir las directrices de su órgano gestor, el Comité de los Derechos del Niño.

Por la presente le quisiera expresar mi más absoluto rechazo a sus desafortunadas declaraciones en defensa de la vergüenza nacional, con las que ha dado la espalda a la mayoría de la ciudadanía que no estamos a favor de esta práctica cruel (el 81,4% de los votantes españoles no están a favor de la tauromaquia) y a sus propios votantes: el 66,5% votantes del PSOE la prohibirían (Electomanía, 2020). Esperamos que este gobierno tome las medidas pertinentes para que se proteja el interés superior de los niños, niñas y adolescentes y en especial su derecho a vivir en un entorno libre de violencia, siguiendo la recomendación de la ONU.

Atentamente,

Más de 500 colectivos envían una carta al gobierno sobre las posibles ayudas a la tauromaquia

Madrid 4 de mayo de 2020. MásTauromaquiaSinAyudas02 de quinientas entidades diversas, entre protectoras, ecologistas, feministas, colectivos veterinarios, pensionistas, empresas, y organizaciones europeas firman una carta abierta al gobierno de coalición para hacerle llegar su inquietud respecto a las posibles ayudas a la actividad taurina.

En una carta dirigida al gobierno, de entre los más de 500 firmantes, la mayoría son protectoras de animales y santuarios de toda la geografía española que, durante la pandemia, han ofrecido sus centros para acoger a los animales de las personas enfermas por Covid-19, personas sin hogar o víctimas de violencia de género. También firman veterinarios que han estado en primera línea para no dejar atrás a los animales. Pero igualmente destacan colectivos como la Plataforma de Pensionistas de España por la Dignidad o distintos colectivos feministas.

En la carta se hace referencia al momento de crisis social y económica provocada por el coronavirus “que aboca a una desgarradora recesión económica” y continúan, “es cuando los valores éticos cobran mayor importancia.” Señalan que “las dificultades pueden servir para hacernos mejores” y abogan por “valores que cohesionan a una sociedad, como la solidaridad y la empatía; también hacia aquellos que no tiene voz para defenderse, pues es evidente que, cuando el ser humano busca solo su propio beneficio e ignora a los demás habitantes del planeta, la Tierra se defiende.”

Las entidades aportan dos anexos elaborados por AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal). El primero “Situación de la Tauromaquia en España” habla del empleo que genera este sector, que, según afirma, “es escaso, temporal y endogámico, resultando patente que el sector taurino debería contar actualmente con otras fuentes de ingresos, más allá de esta actividad específica, para poder adaptarse al evidente declive que padecen”.

José Enrique Zaldívar, presidente de AVATMA, señala: “Queremos llamar la atención sobre lo que recoge el convenio laboral del sector y hacer especial hincapié en las diversas categorías en las que se encuadran los “jefes de cuadrilla”, es decir, toreros, rejoneadores y novilleros. En función de su categoría o grupo, A, B o C, estos profesionales tienen determinadas obligaciones en cuanto a la contratación de sus cuadrillas (picadores, banderilleros, y mozos de espadas). Son ellos los que tienen la obligación de cubrir todos los gastos de sus subalternos y pagar sus nóminas, mientras que, aquellos, son contratados por los empresarios que explotan los cosos taurinos. Durante 2020, solo 6 toreros, 2 rejoneadores y ningún novillero, habrían estado obligados a contratar una cuadrilla completa (6 personas) para toda la temporada. La cifra total de estos profesionales, “jefes de cuadrilla”, que trabajaron durante 2019, fue de 385, eso sí, con una importante disparidad de ocupación, porque la mayoría de ellos, apenas estuvieron presentes en 1 o 2 festejos. Estos datos indican la volatilidad laboral que genera el sector taurino.”

Alessandro Zara, vocal de La Tortura No Es Cultura, advierte que se han anunciado ayudas como la reducción al IVA propuesto por la CCAA Madrid, y en Andalucía se habla de ayudas directas.

En la misiva, los colectivos mencionan la evolución de la sociedad hacia el fin de la tauromaquia, con un 84% de jóvenes que declaran no están orgullosos de vivir en un país donde la tauromaquia es una tradición cultural (Ipsos Mori, 2015) –, las cifras publicadas por los organismos oficiales –el número de festejos taurinos en plaza ha caído un 58,4% en la última década- y las encuestas, que muestran que el 78% de la ciudadanía española se opone a que se subvencione la tauromaquia con dinero público (YouGov, 2018) Por ello se preguntan “¿Por qué se ignora este sentir popular?”

Marta Esteban, de Animal Guardians señala: “¿Por qué invertir fondos públicos tan preciados y necesarios en este momento, en una actividad abocada a la desaparición? ¿No sería más sensato invertirlos en proyectos de reconversión de las actividades taurinas hacia otras que no vayan a desaparecer en un futuro no lejano? Si realmente se quiere echar una mano a las personas de este sector, esa sería la mejor ayuda. Invertir en tauromaquia es como invertir en máquinas de escribir”

La carta al Gobierno también hace referencia a las indicaciones recibidas por nuestro país de parte de Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, en 2018, cuando instó a “prohibir la participación de menores de 18 años como toreros o espectadores de eventos taurinos, con el fin de prevenir los efectos perjudiciales que la violencia de estas prácticas crueles tienen sobre la mente y la sensibilidad del desarrollo de la infancia y la adolescencia.”

Carmen Ibarlucea, Presidenta de La Tortura No Es Cultura dice: “Con esta carta exigimos total transparencia por parte del Gobierno y el resto de administraciones públicas sobre cualquier ayuda o subvención que se destine al sector de la tauromaquia. Llevamos muchos años de oscurantismo. Sabemos que les llega mucho dinero público por vías indirectas, mientras no dejan de lamentarse por las pérdidas en los medios de comunicación”

La carta hace un recorrido por la demanda social de actividades culturales, donde la música (87,2%), la lectura (65,8%) y el cine (57,8%) son las más demandadas, seguidas de las visitas a monumentos o yacimientos (50,8%), asistencia a exposiciones o galerías de arte (46,7%), bibliotecas (26,8%), etc., mientras que las corridas de toros solo son demandadas por un 5,9% de la población (Mº. Cultura, 2019) y señalan que sería difícil de entender que las últimas recibiesen tanto o más que las primeras.

En la carta se mencionan también ayudas indirectas a la industria taurina, como el dinero que llega desde la Unión Europea a través PAC (Política Agrícola Común) y recuerda al Gobierno el enorme rechazo por parte de la gran mayoría de los eurodiputados a que se destine a sostener el ganado de lidia, expresado en la votación realizada en 2015, con 438 votos a favor de eliminarlas, 199 en contra y 50 abstenciones.

Para terminar, estas más de quinientas organizaciones hacen un llamamiento para trabajar en la actualización de la legislación que manera que se dé libertad a las Comunidades Autónomas para regular y mantener o no las expresiones culturales de acuerdo con el deseo de la mayoría social.
👉 Mira la carta y las adhesiones aquí: https://bit.ly/2WtOe4j

Pedimos la paralización de la autorización para cazar durante el estado de alarma, en plena época de cría.

Las organizaciones abajo firmantes queremos mostrar nuestra más absoluta indignación ante la resolución de la Junta de Extremadura que permite cazar jabalíes, conejos y depredadores durante la primavera, justificando su decisión en el estado de alarma.

El estado de alarma se ha declarado para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y esta crisis tendrá consecuencias en nuestra forma de vida, en la economía y en la organización social, eso es inevitable, sin embargo no entendemos qué relación puede tener la actividad de la caza con la agricultura. Los campos pueden ser salvaguardado con multitud de métodos no cruentos. 

 

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, lanzaba una comunicación en el que recomendaba a las comunidades autónomas “mantener el control poblacional de jabalíes” justificando dicha medida en que “tiene como finalidad evitar el riesgo de propagación de enfermedades animales, así como prevenir los daños que pueden ocasionar los jabalíes a las producciones agrícolas o ganaderas”.

 

Desde nuestras organizaciones queremos denunciar que actualmente los cotos de caza se comportan como criaderos encubiertos donde se alimenta a los jabalíes haciendo que su población se incremente con el único fin de darles muerte, argumentando que es necesario un control poblacional. La Naturaleza es muy capaz de autorregularse cuando el ser humano no interviene, como hemos podido observar en muchas partes del planeta, gracias a este periodo de confinamiento. 

 

Nuestra valoración es que si las poblaciones de jabalíes han crecido demasiado, no son los cazadores quienes deben intervenir en su control, ya que en parte son los causantes interesados de ese incremento. Y si nos preocupa el efecto de los conejos en los cultivos ¿porque permitir la caza de zorros y otros de sus depredadores naturales?

No encontramos la lógica a esta decisión, que da toda la impresión de ser la respuesta a las presiones de los cazadores al gobierno autonómico para no tener que sufrir la cuarentena como el resto de la población. Nos indigna que la mayor parte de la población tengamos que salir de modo escalonado cuando se levante la cuarenta, con restricciones, pero a los cazadores se les permita salir al campo, a practicar la caza en una época en la que no les corresponde.

Para mostrar nuestra disconformidad y recabar más apoyos de la sociedad extremeña hemos lanzado una recogida de firmas en Avaaz:

PARA FIRMAR PINCHA AQUÍ

Organizaciones firmantes 

Plataforma Defensa Animal Extremeña       Ecologistas Extremadura
Protectora de felinos Cristicats                     Proyecto Animalista por la Vida             Salvemos Animales Mérida                          Adana Badajoz
Anima de Villanueva de la Serena               Huellas Sin Voz Extremadura              Adopciones de Caralápiz y amigos              Batallón Perruno
Asociación PRADO de Don Benito              SOS112vagabundos
Animales Monumentales de Cáceres           Plataforma La Tortura No Es Cultura
Naturaleza Holistica Holipet                          Refugio Turgalium de Animales
PDAEx (1)

Hoy concentración en Olivenza

Desde Animal Save nos convocan a una concentración en Olivenza, Badajoz.
Allí estaremos a las 17:00 de la tarde, en la Av. de Portugal, más conocida como Paseo Chico.

Llevamos con nosotras un poema de la extremeña Carolina Coronado, una mujer nacida en Almendralejo en 1820 y que ya decía:

SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE NUEVAS PLAZAS DE TOROS EN ESPAÑA

¡Bravo!… generación; rauda caminas
a modelar tus hombres con las fieras;
¡bien tus nobles misiones adivinas,
te escapas de las cátedras latinas
y en las plazas de toros te atrincheras!

Nuevos campos de lid a los toreros
levanta ¡o patria! agota los tesoros.
¿Pueblo de sabios son los extranjeros?
Pues aquí somos pueblo de vaqueros…
necios ¿qué vale más, leyes o toros?

¿La libertad, qué importa mientras brama
el acosado toro en la llanura
y la arena socava y desparrama
y sufre el aguijón… sufre la llama,
de la infeliz España imagen pura?

Y cuando ronco ya lanza profundos
del traspasado pecho los bramidos
y hombres caen y alazanes moribundos
¡cómo es ver a los mozos rubicundos
romper en gozosísimos silbidos!

Y a las damas, las dulces, las mimadas,
corazones de leche delicados,
cebarse en contemplar ensangrentadas
las carnes del buen toro acribilladas,
los pechos del caballo desgarrados.

Mas escuchad; a defender la lucha
de hombres y toros se levanta osado
el petulante hidalgo que me escucha
«Yo vengo —exclama— aquí con gloria mucha
porque esto es Español». ¡Bien, ha gritado!

¡O Nacional ardor! cien aureolas
de rubias astas en la docta frente
coloquen del mancebo, que halla solas
en los chulos las glorias Españolas,
en los toros su fuerza prepotente.

Para aquellas ¡oh pueblo! almas de toro
el valor y el saber son extranjeros;
no aprenden en el Cid que bate al moro,
no abren de nuestros libros el tesoro
y de España osan ser con ser toreros.

Pues también en las bellas de la España
tanto el patrio cariño se acrisola
que ven con entusiasmo a la alimaña;
con ellas la bondad es planta extraña,
tan sólo la crueldad es Española.

¡Quién me diera tu numen, Jovellanos,
para tronar y despedir centellas
contra aquellos padrones castellanos
que se elevan más altos, más ufanos
en vez de perecer bajo tus huellas!

¡Varón ilustre, si tu mente pura
de los rayos del sol aquí desciende,
mira al pueblo Español en esa altura,
cómo rápido avanza en la cultura,
cómo en la escuela de la ciencia aprende!

Pan y toros tenemos —prorrumpiste—
pero tu siglo fue siglo de oro,
el nuestro, Jovellanos, es más triste,
tú, al menos, con el toro pan tuviste,
¡a nosotros nos dan sin pan el toro!

 

Olivenza2020

Carta de un perro atado a su dueño

Estimado dueño:
Soy tu perro
Soy noble, alegre, fuerte y sano.
Te soy fiel y te protegeré siempre por encima de todo.
Sin embargo ahora estoy sufriendo, tengo ansiedad las 24 hs del día:
– Si hay un estímulo interesante que necesite oler, no puedo alcanzarlo.
– Si preciso hacer pipí en el lugar adecuado, no puedo hacerlo.
– Si necesito correr para dar rienda suelta a mi fabulosa energía, no puedo correr.
ESTOY ATADO
– Estoy atado al sufrimiento.
– Estoy atado a la angustia.
– Estoy atado a la desesperanza.
– Estoy atado al maltrato.
Ahora sólo puedo transmitir tristeza, el mundo es un poco más triste que antes.
¿ POR QUÉ ME HAS ATADO?
– Porque no me conoces y no sabes lo que siento.
– Porque no sueles jugar conmigo.
– Porque no me comprendes.
– Porque no sientes compasión por mi.
– Porque para ti soy solo UNA POTENTE VOZ DE ALARMA que protege tus posesiones.
Si me atas día tras día iré perdiendo la alegría; se irá transformando en sufrimiento que me vencerá y seré miedo, rabia, ira y locura.
Espero que entiendas lo que estoy sufriendo y me LIBERES DE ESTA CRUEL ATADURA.
A pesar de todo, te soy fiel y te protegeré siempre.

Tu perro

fabian-gieske-3nQhyFuwUkk-unsplash

Fabian Gieske

Derechos animales y accidentes nucleares

FSMA2019_Trip_Online_SP_01FSMAN2019-03Nuestra compañera Carmen Ibarlucea estuvo el sábado 1 de junio en Madrid, en el IV Foro Social Mundial Antinuclear, y tuvo una ponencia titulada: Los animales víctimas olvidadas de los accidentes nucleares. El foro se desarrollo en el Centro Cultural Matadero, teniendo como eje principal las mesas redondas con personas llegadas de Rusia, Turquía, Japón, Francia, USA y Portugal, y que se desarrollaban en la nave Terneras.

Otro eje de ponencias giraba en torno a los derechos, en lo que denominaron Espacio A-2, junto a la escuela de danza, y fue allí, en una sala con capacidad para unas treinta personas, donde nuestra compañera habló de lo sucedidos con los animales en los dos grandes accidentes nucleares, Chernóbil y Fukushima.

FSMAN2019-02

Su mensaje iba dirigido a la comunidad animalista para que se haga consciente del sufrimiento que la radiación provoca en los animales, y las consecuencias negativas que tienen para los animales que comparten la vida con nosotras, las personas, y a los que desde las administraciones la única solución que se les da es la muerte, porque ningún plan de evacuación los incluye.

A nuestra compañera le abrió los ojos la lectura del libro de Svetlana Alexiévich, premio nobel de literatura 2015, “Voces de Chernóbil” donde leyó descripciones como esta:

En la tierra de Chernóbil uno siente lástima del hombre. Pero más pena dan los animales. Y no he dicho una cosa por otra. Ahora lo aclaro … ¿Qué es lo que quedaba en la zona muerta cuando marchaban los hombres? Las viejas tumbas y las fosas biológicas, los así llamados “cementerios para animales”. El hombre solo se salva a sí mismo, traicionando al resto de los seres vivos.

Después de que la población abandonara el lugar, en las aldeas entraban unidades de soldados o de cazadores que mataban a tiros a todos los animales. Y los perros acudían al reclamo de las voces humanas…, y también los gatos. Y los caballos no podían entender nada. Cuando ni ellos, ni las fieras ni las aves eran culpables de nada, y morían en silencio, que es algo aún más pavoroso.

Y se puso a investigar más, por lo que se dio cuenta de que la misma situación se había repetido en el accidente nuclear de Fukushima, pese a que este ha sucedido 8 años atrás, y se supone que las autoridades ya deberían haber aprendido. Encontró entonces que hubo en la región personas desobedientes que se quedaron para salvar a los animales, alguno porque no pudieron salvarlos a todos, que el gobierno ordenó matar “humanitariamente”.

Nombres como el de Masami Yoshizawa, que vive a 14 kilómetros de la central nuclear, y que vio morir de sed y de hambre a las vacas que sus convecinos abandonaron, o Keigo Sakamoto, es un ex agricultor de arroz que vive a nueve kilómetros de la central nuclear y que acogió en su granja a perros, gatos y otros animales. O Naoto Matsumura, un ex trabajador de la construcción al que se conoce en las redes sociales como el “guardián de los animales de Fukushima” y así hasta nueve personas desobedientes.

Estas personas cuidan de los animales afectados por la radiación, que desarrollan cáncer, o que han nacido con mutaciones que les hacen difícil sobrevivir sin la atención adecuada.

En los últimos años, algunos medios de comunicación se han hecho eco de cómo la vida silvestre se abre paso en Chernóbil y difunden imágenes de manadas de lobos, alces, ciervos, tejones, caballos y castores, también de manadas de caballos Przewalski, una subespecie de caballo salvaje rara que está en peligro de extinción y que fueron introducidos en la Zona de Exclusión en 1998 para restaurar la biodiversidad en el área. Lo que no nos cuentan es que la vida de estos animales es más corta de lo que debería porque al alimentarse con vegetación radioactiva, su salud se ve gravemente afectada.

Chernóbil sufrió una pérdida completa de coníferas en una zona es de aproximadamente 400 hectáreas. aún hoy en esta zona los troncos pinos tienen un color ladrillo, con agujas que crecen excesivamente, o no son demasiado cortas.

La persona que más tiempo y esfuerzo a dedicado a estudiar las consecuencias de la radiación en los animales es Timothy Mousseau que ha estado estudiando las poblaciones de aves en Chernóbil durante más de una década, demostró en un estudio reciente que las golondrinas Mousseau que viven en zonas altamente contaminadas tenían altas tasas de anomalías, desde albinismo parcial a picos deformados. La población de golondrinas de Chernóbil presenta unos porcentajes importantes de ejemplares con albinismo parcial, esto es, presencia de plumas blancas en lugares donde deberían ser oscuras. En condiciones normales, ésta es una mutación rara entre estos pájaros: no más allá del 3% de las golondrinas tienen albinismo parcial. Pero en región de Chernóbil los casos se multiplican por cinco.

FSMAN2019-01
En el caso de los perros los problema de salud son la rabia, el parvovirus, el moquillo y la hepatitis. La sociedad civil se ha organizado para atender a los animales de familia, incluso algunas organizaciones humanitarias han abierto líneas de trabajo también para atender a los animales, es el caso de Clean Futures Fund (CFF), una organización sin fines de lucro con sede en Michigan que trabaja en proyectos de apoyo en Chernobyl, están brindando a los perros la atención médica que necesitan. La organización ha establecido tres clínicas veterinarias para los perros en el área.

En Fukushima están japan cat network y Animal Rescue System Fund que han atendido a más de dos mil animales y aplican el método CES ya que no dan abasto para conseguir hogares.  

FSMAN2019-04

Pero como estábamos en un foro antinuclear, la mayor parte del público asistente eran personas con sensibilidad ecologista, pero que desconocían el movimiento antiespecista y que no seguramente nunca se habían planteado pensar en la situación de los animales, por ello nuestra compañera uso un poco de su tiempo en dar una pincelada histórica, para contrarrestar la desinformación que a veces nos acusa de ser un movimiento de personas de ciudad demasiado sensibles en el siglo XXI, y presentó al auditorio a dos personas relevantes en la Historia. La primera Asenath Hatch Nicholson (1792 – 1855) una filósofa de Nueva York, que fue la primera persona en documentar la Gran Hambruna de Irlanda y movilizar a la ciudadania norteamericana para enviar ayuda humanitaria, y como feminista vegana fundo el primer restaurante vegano de la gran manzana.

Y el segundo, Charles Darwin, que además de elaborar la teoría de la evolución, también se planteó el dilema intelectual sobre la compasión. Según Darwin, los seres humanos, en el origen de la civilización formábamos grupos en los que nos preocupamos únicamente por aquellos que teníamos cerca, pero a medida que avanzamos, extendemos las fronteras del círculo de la compasión para incluir a otros y alcanzaremos la perfección moral cuando incluyamos a todos los seres capaces de experimentar dolor.

Reforzó este punto mencionando el informe de AVTAMA donde se expone el punto de vista de los científicos sobre el complejo entramado existente en las diversas ciencias respecto a qué significa hablar de los animales como seres sensibles o sintientes.

Los animales superiores entre los que están los mamíferos, disponen de un sistema nervioso central que les capacita para hacer un análisis del medio y tomar una decisión.

Terminó la exposición hablando de los costes económicos de la restauración de los dos mayores accidentes nucleares:

  • Chernobyl (1992) …… en 90 mil millones de euros; las estimaciones en 2003 aumentaron a 211,08 mil millones (solo para Bielorrusia).
  • Fukushima ……  10 mil millones (compromiso del gobierno para los costos de limpieza) actualizados a más de 100 mil millones de euros.

Datos del estudio “Nuclear Risk Pricing” autor Daniel Bechstein (Stanford University, 2013)

Y haciendo una consideración sobre lo que habría que añadir a los planes de evacuación, como:

  • Censar los animales para prever la cantidad de recursos necesarios y garantizar su traslado.
  • Contar con una relación de lugares donde ubicar a los animales (fincas, albergues, protectoras, escuelas veterinarias, campings, …)
  • Acuerdos con las aseguradoras para que asuman en sus pólizas los gastos de evacuación en vez de restituir la pérdida.
  • Los purines deben ser almacenados para su tratamiento posterior, ya que se trataría de una ubicación transitoria y por tiempo limitado.
  • Revisión de los cercados para que no impidan la huida de los animales salvajes/silvestres.

Desde nuestra entidad consideramos que la conclusión lógica para prever los resultados tremendamente adversos de los accidentes nucleares, la mejor prevención es cerrar las centrales nucleares.

nucleares-no-gracias

1 mayo: no al tentadero para menores de edad.

Mañana 1 de mayo, nuestra Plataforma estará en la calle, recordando a las gente de la ciudad la petición del Comité de los Derechos del Niño en contra de que España permita que los niños, niñas y adolescentes participen y asistan a eventos taurinos. Lo hará para denunciar el III Tentadero de la Escuela Taurina de la ciudad, que tendrá lugar en la plaza de toros de la Era de los Mártires. En la actividad participarán 21 niños y niñas de entre 7 a 18 años, donde habrá un encierro infantil, toreo de salón y por la tarde, se lidiarán un novillo y cuatro becerras  por los alumnos de la Escuela Taurina

El comité de los Derechos del Niño, que hace el seguimiento del cumplimiento de la  Convención sobre los Derechos del Niño, máximo órgano internacional en materia de derechos humanos de los menores de edad , de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de su campaña Infancia Sin Violencia, insta a España a prohibir la entrada de menores en actividades taurinas.

La ONU recoge el derecho de todas las niñas, niños y adolescentes a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral y social, así como el deber del Estado de adoptar las medidas que les aseguren dicha protección. Para la Convención de los Derechos del Niño, que ha sido ratificada por las Cortes Generales españolas, el valor superior es la protección de la infancia y la adolescencia, y eso está por encima del gusto de los padres.

“La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia. Debería prohibirse para todos los niños menores de 18 años. No solo los niños toreros, sino también aquellos que asisten como espectadores. En el Comité estamos muy preocupados por proteger a los niños de estar expuestos a dicha violencia. Y esperamos que el Gobierno de España y de sus diferentes comunidades prohíban su participación en actividades taurinas”, Gehad Madi, miembro del Comité de los Derechos del Niño.

01mayo2019

I Jornadas Derechos Animales Cáceres

Con el titulo de El derecho de los animales apareció en el Periódico digital El Salto la crónica de las primeras jornadas sobre Derechos de los Animales que tuvieron lugar en Cáceres el jueves 28 de marzo de 2019, en el ilustre colegio de abogados de Cáceres.

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales.” 

Victor Hugo

El jueves 28 de marzo tuvieron lugar las primeras jornadas sobre Derecho de los Animales en el colegio de abogados de Cáceres. Este tipo de jornadas, que ya son habituales en Badajoz y en otras muchas ciudades del estado, despiertan interés no solo en las personas vinculadas al Derecho, sino también entre personas corrientes que dedican parte de su tiempo a rescatar animales o siguen con interés y sostienen económicamente ONGs, protectoras, santuarios o asociaciones dedicadas a concienciar a la sociedad sobre el problema que significa la violencia y el abuso en el uso que hacemos de otras especies.  Unas jornadas apasionantes gracias a los tres ponentes, que abordaron sus ponencias jalonándolas de ejemplos ilustrativos que hicieron muy amena la escucha.

Actualmente, el debate social es amplio y las personas que hace apenas diez años eran tildadas de infantiles, sensibleras o exageradas, ahora expresan en voz alta y sin avergonzarse la empatía denunciando en todas las formas posibles las injusticias que observadas, abriendo nuevos caminos de relación con las otras especies animales.

En las jornadas intervinieron la fiscal Olga Suarez Herranz y los abogados Agustín Mansilla y Mariano Marillo. Por orden de intervención, Agustín Mansilla, abogado con una larga trayectoria en nuestra región en el campo de la denuncia de violencia hacia los animales, hizo un recorrido extenso por la evolución de la legislación en el estado español, recalcando que no era el animal el sujeto de derechos, sino que eran regulaciones sobre la moral y las buenas costumbres.

Ya en el siglo XXI, en la Ley Orgánica de 2003, se amplían las multas y se incluye el abandono como una falta, y se hace referencia por primera vez al artículo 337

Es en 1928, en el Código Penal del General Primo de Rivera, cuando aparece la primera tipificación del maltrato como falta, en el artículo 810, donde se dice: “los que públicamente maltraten a los animales domésticos o los obliguen a una fatiga excesiva”, y establece una multa de 50 a 500 pesetas. Lamentablemente en las siguientes reformas desaparece este artículo (1932- II República y 1944), y no se recupera hasta la reforma del Código Penal de 1995, donde se estipula que “los que maltrataren cruelmente a los animales domésticos o a cualquiera otros en espectáculos no autorizados legalmente, ofendiendo los sentimientos de los presentes y que serían castigados con la multa de diez a sesenta días”.

Ya en el siglo XXI, en la Ley Orgánica de 2003, se amplían las multas y se incluye el abandono como una falta, y se hace referencia por primera vez al artículo 337: “los que maltrataren con ensañamiento injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o daño físico permanente”, donde se tipifica como delito el recrearse en el abuso del maltrato, pero no el maltrato en sí, y se deja fuera el maltrato psicológico. Llegados a este punto, Agustín recordó el caso de los cachorros maltratados en Badajoz en 2009, explicando cuál fue la reacción, de sorpresa e incomprensión, del policía nacional que recogió la denuncia, que desconocía que el maltrato era un delito tipificado en el código penal. 
Este caso fue el primero del estado español en recibir una condena de prisión de un año y tres meses por maltrato animal.

Este caso es interesante para comprender la complejidad de hacer cumplir la Ley debido a su redacción, ya que este hombre, que había torturado atrozmente a cachorros de manera continuada, convivía con un perro que figuraba a nombre de su esposa, pues la condena establecía que él no podía tener animales, pero no hacía mención a convivir con ellos si estaban a nombre de otra persona.

El abogado Mansilla quiso dejar clara la diferencia entre delito continuado y concurso real de delitos, algo relevante a la hora de establecer la condena

El abogado Mansilla quiso dejar clara la diferencia entre delito continuado y concurso real de delitos, algo relevante a la hora de establecer la condena. El “delito continuado” obedece a la idea de “unificar” jurídicamente lo que son acciones distintas desde el punto de vista material, a fin de limitar la pena a imponer. En el caso de 2009 en Badajoz, por ejemplo, hubo condena considerando el maltrato probado a los dos cachorros, mientras en el caso del criador de Don Benito, al que se condenó por delito continuado -en contra del criterio de los denunciantes, que solicitaban concurso real pidiendo juzgar separadamente cada uno de los 50 animales maltratados-, se le impuso una pena de un año y tres meses al considerar todos los casos como uno solo.

En 2015, con la última reforma del Código Penal, la actualmente vigente, se amplían los delitos contemplados. Pero esta es aún insuficiente, ya que el bien jurídico protegido debería ser la vida y la dignidad del animal. Supone, sin embargo, un avance al incluir la explotación sexual como delito. Esta última reforma también considera que el estado debe dar protección y considerar el maltrato animal un acto de crueldad contra estos seres vivos, aprovechando su imposibilidad de defensa y la superioridad humana sobre ellos.

La fiscal Olga Suarez compartió su experiencia con la policía local de Cáceres, que se ha unido a un proyecto piloto a través de una red nacional de policía local donde reciben formación sobre maltrato animal desde la Fiscalía de Sala de Madrid. La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales. Suarez expuso que, en 2002, se creó una red informal de fiscales de medioambiente para apoyarse mutuamente en el modo de afrontar la legalidad y la sensibilidad social, aspectos que no suelen caminar de la mano.

La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales

Las estadísticas muestran la diferencia en número de sentencias penales derivadas de los cambios legislativos, siempre teniendo en cuenta que en todo lo concerniente a las causas penales debe verse desde el prisma de la presunción de inocencia.

Suarez, para ejemplificar el cambio social, recordó un caso de 2001 en Tarragona, cuando aparecieron varios perros mutilados, hechos que conmocionaron a una sociedad que ya no estaba dispuesta a pasar por alto el maltrato animal, lo que determinó el cambio legislativo de 2003. Y en positivo se refirió al caso del “Mariscal Ney”, un golden retriever que vivió feliz en A Coruña y que murió con 13 años después de haber pasado su vida en la Plaza de Lugo, junto a la floristería de su dueña, siendo querido y admirado por toda la ciudad y sus visitantes, hasta tal punto que actualmente hay en la plaza una estatua del artista Miguel Couto, pagada por cuestación popular, para que no sea olvidado.

La lucha por garantizar el bienestar animal tiene diferentes niveles de trabajo y todos los ciudadanos pueden implicarse de una u otra manera, hasta llegar al último que es la aplicación del Código Penal en los casos de maltrato. Es importante saber que existen legislaciones que no son vinculantes, como la Declaración Universal de los Derechos del Animal de la UNESCO de 1977, pero muestran la sensibilidad social al respecto; y otras que si son vinculantes, como el Convenio para la protección de los animales domésticos de 1987 de la Unión Europea, que España ratificó el pasado año y que impide la amputación de las colas u orejas; o la Directiva 86/609/CEE, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los estados miembros respecto a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos, de 2002.

El maltrato puede ser por acción (golpes, disparos y cualquier otra forma de infringir dolor, incluyendo el abuso sexual ) o por omisión (dejar a los animales sin comer o sin beber de forma dolosa), y el tema del abandono es un delito que ha generado un grupo de trabajo específico. La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales. Abarca diferentes niveles (desde el leve al grave), con agravantes como son hacerlo delante de un menor o, por ejemplo en el caso de los cazadores, dar muerte a su animal con la propia escopeta.

El mayor problema que encontramos es demostrar el maltrato psicológico, que es un sufrimiento moral que puede llevar a la muerte. Para ilustrarlo, la fiscal contó el caso de una pareja de pastores alemanes que vivían en un chalet de la sierra de Madrid, donde entraron a robar con armas. La perra salió a defender la finca y recibió un disparo que le provocó una herida grave, de la que sanó con el tiempo, pero el perro no tuvo la capacidad de enfrentar a los intrusos, lo que le provocó un sentimiento de frustración que lo llevó a deprimirse y, finalmente, le originó la muerte.

Si eres cazador y tienes un jabalí para entrenar a tus perros, ese jabalí al que mantienes deja de ser considerado especie cinegética y se convierte en doméstico, por lo que esa conducta puede ser maltrato

Olga Suarez dio algunos consejos importantes en el caso de denuncia: lo primero, es muy importante acompañar la denuncia de prueba pericial. Tener presente que en la vía administrativa hay muchísimo campo para actuar, pues existe normativa suficiente que permite la declaración de desamparo o de medidas cautelares, y añadir la petición de responsabilidad civil que incluya no solo los gastos veterinarios y de manutención, sino también los daños morales. Se insiste en esto porque la manutención de los animales y la salvaguardia de su bienestar es un coste económico alto que asume la sociedad hasta llegar a la resolución del caso, siendo un campo inexplorado al que la ley aún no da una respuesta clara. Y si se impone inhabilitación para la tenencia, es muy importante notificarlo a la Junta, al Seprona y al ayuntamiento correspondiente.

Si eres cazador y tienes un jabalí para entrenar a tus perros, ese jabalí al que mantienes deja de ser considerado especie cinegética y se convierte en doméstico, por lo que esa conducta puede ser maltrato. O los transportes, donde la persona que lo lleva a cabo tiene la responsabilidad temporal, sea o no sea el titular.

Suarez concluyó contando con alegría el caso de la Cecilia , una chimpancé en Argentina a la que el juez que instruía el caso concedió el hábeas corpus al considerarla persona no humana.

El abogado Mariano Marillo fue el último en intervenir, y abordó la reforma del artículo 337 del Código Penal, en la que se está trabajando para ampliar el elenco de animales protegidos, incluyendo a los vertebrados en general y aumentando las penas para el maltrato animal. Al término de su exposición, se congratuló por la aprobación de las leyes que acercan a Extremadura a ser una Comunidad donde la leyenda negra de la crueldad se aleje, como la Ley de Emergencia Sanitaria, que incluye a los animales en los planes de evacuación en catástrofes ambientales, y la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, que se aprobó el pasado 14 de marzo, en la que se prohíben los animales en cautividad en los circos y las atracciones giratorias con animales vivos en las ferias.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero es indudable que Víctor Hugo tenía razón: “no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”.