Carta de un perro atado a su dueño

Estimado dueño:
Soy tu perro
Soy noble, alegre, fuerte y sano.
Te soy fiel y te protegeré siempre por encima de todo.
Sin embargo ahora estoy sufriendo, tengo ansiedad las 24 hs del día:
– Si hay un estímulo interesante que necesite oler, no puedo alcanzarlo.
– Si preciso hacer pipí en el lugar adecuado, no puedo hacerlo.
– Si necesito correr para dar rienda suelta a mi fabulosa energía, no puedo correr.
ESTOY ATADO
– Estoy atado al sufrimiento.
– Estoy atado a la angustia.
– Estoy atado a la desesperanza.
– Estoy atado al maltrato.
Ahora sólo puedo transmitir tristeza, el mundo es un poco más triste que antes.
¿ POR QUÉ ME HAS ATADO?
– Porque no me conoces y no sabes lo que siento.
– Porque no sueles jugar conmigo.
– Porque no me comprendes.
– Porque no sientes compasión por mi.
– Porque para ti soy solo UNA POTENTE VOZ DE ALARMA que protege tus posesiones.
Si me atas día tras día iré perdiendo la alegría; se irá transformando en sufrimiento que me vencerá y seré miedo, rabia, ira y locura.
Espero que entiendas lo que estoy sufriendo y me LIBERES DE ESTA CRUEL ATADURA.
A pesar de todo, te soy fiel y te protegeré siempre.

Tu perro

fabian-gieske-3nQhyFuwUkk-unsplash

Fabian Gieske

Derechos animales y accidentes nucleares

FSMA2019_Trip_Online_SP_01FSMAN2019-03Nuestra compañera Carmen Ibarlucea estuvo el sábado 1 de junio en Madrid, en el IV Foro Social Mundial Antinuclear, y tuvo una ponencia titulada: Los animales víctimas olvidadas de los accidentes nucleares. El foro se desarrollo en el Centro Cultural Matadero, teniendo como eje principal las mesas redondas con personas llegadas de Rusia, Turquía, Japón, Francia, USA y Portugal, y que se desarrollaban en la nave Terneras.

Otro eje de ponencias giraba en torno a los derechos, en lo que denominaron Espacio A-2, junto a la escuela de danza, y fue allí, en una sala con capacidad para unas treinta personas, donde nuestra compañera habló de lo sucedidos con los animales en los dos grandes accidentes nucleares, Chernóbil y Fukushima.

FSMAN2019-02

Su mensaje iba dirigido a la comunidad animalista para que se haga consciente del sufrimiento que la radiación provoca en los animales, y las consecuencias negativas que tienen para los animales que comparten la vida con nosotras, las personas, y a los que desde las administraciones la única solución que se les da es la muerte, porque ningún plan de evacuación los incluye.

A nuestra compañera le abrió los ojos la lectura del libro de Svetlana Alexiévich, premio nobel de literatura 2015, “Voces de Chernóbil” donde leyó descripciones como esta:

En la tierra de Chernóbil uno siente lástima del hombre. Pero más pena dan los animales. Y no he dicho una cosa por otra. Ahora lo aclaro … ¿Qué es lo que quedaba en la zona muerta cuando marchaban los hombres? Las viejas tumbas y las fosas biológicas, los así llamados “cementerios para animales”. El hombre solo se salva a sí mismo, traicionando al resto de los seres vivos.

Después de que la población abandonara el lugar, en las aldeas entraban unidades de soldados o de cazadores que mataban a tiros a todos los animales. Y los perros acudían al reclamo de las voces humanas…, y también los gatos. Y los caballos no podían entender nada. Cuando ni ellos, ni las fieras ni las aves eran culpables de nada, y morían en silencio, que es algo aún más pavoroso.

Y se puso a investigar más, por lo que se dio cuenta de que la misma situación se había repetido en el accidente nuclear de Fukushima, pese a que este ha sucedido 8 años atrás, y se supone que las autoridades ya deberían haber aprendido. Encontró entonces que hubo en la región personas desobedientes que se quedaron para salvar a los animales, alguno porque no pudieron salvarlos a todos, que el gobierno ordenó matar “humanitariamente”.

Nombres como el de Masami Yoshizawa, que vive a 14 kilómetros de la central nuclear, y que vio morir de sed y de hambre a las vacas que sus convecinos abandonaron, o Keigo Sakamoto, es un ex agricultor de arroz que vive a nueve kilómetros de la central nuclear y que acogió en su granja a perros, gatos y otros animales. O Naoto Matsumura, un ex trabajador de la construcción al que se conoce en las redes sociales como el “guardián de los animales de Fukushima” y así hasta nueve personas desobedientes.

Estas personas cuidan de los animales afectados por la radiación, que desarrollan cáncer, o que han nacido con mutaciones que les hacen difícil sobrevivir sin la atención adecuada.

En los últimos años, algunos medios de comunicación se han hecho eco de cómo la vida silvestre se abre paso en Chernóbil y difunden imágenes de manadas de lobos, alces, ciervos, tejones, caballos y castores, también de manadas de caballos Przewalski, una subespecie de caballo salvaje rara que está en peligro de extinción y que fueron introducidos en la Zona de Exclusión en 1998 para restaurar la biodiversidad en el área. Lo que no nos cuentan es que la vida de estos animales es más corta de lo que debería porque al alimentarse con vegetación radioactiva, su salud se ve gravemente afectada.

Chernóbil sufrió una pérdida completa de coníferas en una zona es de aproximadamente 400 hectáreas. aún hoy en esta zona los troncos pinos tienen un color ladrillo, con agujas que crecen excesivamente, o no son demasiado cortas.

La persona que más tiempo y esfuerzo a dedicado a estudiar las consecuencias de la radiación en los animales es Timothy Mousseau que ha estado estudiando las poblaciones de aves en Chernóbil durante más de una década, demostró en un estudio reciente que las golondrinas Mousseau que viven en zonas altamente contaminadas tenían altas tasas de anomalías, desde albinismo parcial a picos deformados. La población de golondrinas de Chernóbil presenta unos porcentajes importantes de ejemplares con albinismo parcial, esto es, presencia de plumas blancas en lugares donde deberían ser oscuras. En condiciones normales, ésta es una mutación rara entre estos pájaros: no más allá del 3% de las golondrinas tienen albinismo parcial. Pero en región de Chernóbil los casos se multiplican por cinco.

FSMAN2019-01
En el caso de los perros los problema de salud son la rabia, el parvovirus, el moquillo y la hepatitis. La sociedad civil se ha organizado para atender a los animales de familia, incluso algunas organizaciones humanitarias han abierto líneas de trabajo también para atender a los animales, es el caso de Clean Futures Fund (CFF), una organización sin fines de lucro con sede en Michigan que trabaja en proyectos de apoyo en Chernobyl, están brindando a los perros la atención médica que necesitan. La organización ha establecido tres clínicas veterinarias para los perros en el área.

En Fukushima están japan cat network y Animal Rescue System Fund que han atendido a más de dos mil animales y aplican el método CES ya que no dan abasto para conseguir hogares.  

FSMAN2019-04

Pero como estábamos en un foro antinuclear, la mayor parte del público asistente eran personas con sensibilidad ecologista, pero que desconocían el movimiento antiespecista y que no seguramente nunca se habían planteado pensar en la situación de los animales, por ello nuestra compañera uso un poco de su tiempo en dar una pincelada histórica, para contrarrestar la desinformación que a veces nos acusa de ser un movimiento de personas de ciudad demasiado sensibles en el siglo XXI, y presentó al auditorio a dos personas relevantes en la Historia. La primera Asenath Hatch Nicholson (1792 – 1855) una filósofa de Nueva York, que fue la primera persona en documentar la Gran Hambruna de Irlanda y movilizar a la ciudadania norteamericana para enviar ayuda humanitaria, y como feminista vegana fundo el primer restaurante vegano de la gran manzana.

Y el segundo, Charles Darwin, que además de elaborar la teoría de la evolución, también se planteó el dilema intelectual sobre la compasión. Según Darwin, los seres humanos, en el origen de la civilización formábamos grupos en los que nos preocupamos únicamente por aquellos que teníamos cerca, pero a medida que avanzamos, extendemos las fronteras del círculo de la compasión para incluir a otros y alcanzaremos la perfección moral cuando incluyamos a todos los seres capaces de experimentar dolor.

Reforzó este punto mencionando el informe de AVTAMA donde se expone el punto de vista de los científicos sobre el complejo entramado existente en las diversas ciencias respecto a qué significa hablar de los animales como seres sensibles o sintientes.

Los animales superiores entre los que están los mamíferos, disponen de un sistema nervioso central que les capacita para hacer un análisis del medio y tomar una decisión.

Terminó la exposición hablando de los costes económicos de la restauración de los dos mayores accidentes nucleares:

  • Chernobyl (1992) …… en 90 mil millones de euros; las estimaciones en 2003 aumentaron a 211,08 mil millones (solo para Bielorrusia).
  • Fukushima ……  10 mil millones (compromiso del gobierno para los costos de limpieza) actualizados a más de 100 mil millones de euros.

Datos del estudio “Nuclear Risk Pricing” autor Daniel Bechstein (Stanford University, 2013)

Y haciendo una consideración sobre lo que habría que añadir a los planes de evacuación, como:

  • Censar los animales para prever la cantidad de recursos necesarios y garantizar su traslado.
  • Contar con una relación de lugares donde ubicar a los animales (fincas, albergues, protectoras, escuelas veterinarias, campings, …)
  • Acuerdos con las aseguradoras para que asuman en sus pólizas los gastos de evacuación en vez de restituir la pérdida.
  • Los purines deben ser almacenados para su tratamiento posterior, ya que se trataría de una ubicación transitoria y por tiempo limitado.
  • Revisión de los cercados para que no impidan la huida de los animales salvajes/silvestres.

Desde nuestra entidad consideramos que la conclusión lógica para prever los resultados tremendamente adversos de los accidentes nucleares, la mejor prevención es cerrar las centrales nucleares.

nucleares-no-gracias

1 mayo: no al tentadero para menores de edad.

Mañana 1 de mayo, nuestra Plataforma estará en la calle, recordando a las gente de la ciudad la petición del Comité de los Derechos del Niño en contra de que España permita que los niños, niñas y adolescentes participen y asistan a eventos taurinos. Lo hará para denunciar el III Tentadero de la Escuela Taurina de la ciudad, que tendrá lugar en la plaza de toros de la Era de los Mártires. En la actividad participarán 21 niños y niñas de entre 7 a 18 años, donde habrá un encierro infantil, toreo de salón y por la tarde, se lidiarán un novillo y cuatro becerras  por los alumnos de la Escuela Taurina

El comité de los Derechos del Niño, que hace el seguimiento del cumplimiento de la  Convención sobre los Derechos del Niño, máximo órgano internacional en materia de derechos humanos de los menores de edad , de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de su campaña Infancia Sin Violencia, insta a España a prohibir la entrada de menores en actividades taurinas.

La ONU recoge el derecho de todas las niñas, niños y adolescentes a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral y social, así como el deber del Estado de adoptar las medidas que les aseguren dicha protección. Para la Convención de los Derechos del Niño, que ha sido ratificada por las Cortes Generales españolas, el valor superior es la protección de la infancia y la adolescencia, y eso está por encima del gusto de los padres.

“La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia. Debería prohibirse para todos los niños menores de 18 años. No solo los niños toreros, sino también aquellos que asisten como espectadores. En el Comité estamos muy preocupados por proteger a los niños de estar expuestos a dicha violencia. Y esperamos que el Gobierno de España y de sus diferentes comunidades prohíban su participación en actividades taurinas”, Gehad Madi, miembro del Comité de los Derechos del Niño.

01mayo2019

I Jornadas Derechos Animales Cáceres

Con el titulo de El derecho de los animales apareció en el Periódico digital El Salto la crónica de las primeras jornadas sobre Derechos de los Animales que tuvieron lugar en Cáceres el jueves 28 de marzo de 2019, en el ilustre colegio de abogados de Cáceres.

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora, es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales.” 

Victor Hugo

El jueves 28 de marzo tuvieron lugar las primeras jornadas sobre Derecho de los Animales en el colegio de abogados de Cáceres. Este tipo de jornadas, que ya son habituales en Badajoz y en otras muchas ciudades del estado, despiertan interés no solo en las personas vinculadas al Derecho, sino también entre personas corrientes que dedican parte de su tiempo a rescatar animales o siguen con interés y sostienen económicamente ONGs, protectoras, santuarios o asociaciones dedicadas a concienciar a la sociedad sobre el problema que significa la violencia y el abuso en el uso que hacemos de otras especies.  Unas jornadas apasionantes gracias a los tres ponentes, que abordaron sus ponencias jalonándolas de ejemplos ilustrativos que hicieron muy amena la escucha.

Actualmente, el debate social es amplio y las personas que hace apenas diez años eran tildadas de infantiles, sensibleras o exageradas, ahora expresan en voz alta y sin avergonzarse la empatía denunciando en todas las formas posibles las injusticias que observadas, abriendo nuevos caminos de relación con las otras especies animales.

En las jornadas intervinieron la fiscal Olga Suarez Herranz y los abogados Agustín Mansilla y Mariano Marillo. Por orden de intervención, Agustín Mansilla, abogado con una larga trayectoria en nuestra región en el campo de la denuncia de violencia hacia los animales, hizo un recorrido extenso por la evolución de la legislación en el estado español, recalcando que no era el animal el sujeto de derechos, sino que eran regulaciones sobre la moral y las buenas costumbres.

Ya en el siglo XXI, en la Ley Orgánica de 2003, se amplían las multas y se incluye el abandono como una falta, y se hace referencia por primera vez al artículo 337

Es en 1928, en el Código Penal del General Primo de Rivera, cuando aparece la primera tipificación del maltrato como falta, en el artículo 810, donde se dice: “los que públicamente maltraten a los animales domésticos o los obliguen a una fatiga excesiva”, y establece una multa de 50 a 500 pesetas. Lamentablemente en las siguientes reformas desaparece este artículo (1932- II República y 1944), y no se recupera hasta la reforma del Código Penal de 1995, donde se estipula que “los que maltrataren cruelmente a los animales domésticos o a cualquiera otros en espectáculos no autorizados legalmente, ofendiendo los sentimientos de los presentes y que serían castigados con la multa de diez a sesenta días”.

Ya en el siglo XXI, en la Ley Orgánica de 2003, se amplían las multas y se incluye el abandono como una falta, y se hace referencia por primera vez al artículo 337: “los que maltrataren con ensañamiento injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o daño físico permanente”, donde se tipifica como delito el recrearse en el abuso del maltrato, pero no el maltrato en sí, y se deja fuera el maltrato psicológico. Llegados a este punto, Agustín recordó el caso de los cachorros maltratados en Badajoz en 2009, explicando cuál fue la reacción, de sorpresa e incomprensión, del policía nacional que recogió la denuncia, que desconocía que el maltrato era un delito tipificado en el código penal. 
Este caso fue el primero del estado español en recibir una condena de prisión de un año y tres meses por maltrato animal.

Este caso es interesante para comprender la complejidad de hacer cumplir la Ley debido a su redacción, ya que este hombre, que había torturado atrozmente a cachorros de manera continuada, convivía con un perro que figuraba a nombre de su esposa, pues la condena establecía que él no podía tener animales, pero no hacía mención a convivir con ellos si estaban a nombre de otra persona.

El abogado Mansilla quiso dejar clara la diferencia entre delito continuado y concurso real de delitos, algo relevante a la hora de establecer la condena

El abogado Mansilla quiso dejar clara la diferencia entre delito continuado y concurso real de delitos, algo relevante a la hora de establecer la condena. El “delito continuado” obedece a la idea de “unificar” jurídicamente lo que son acciones distintas desde el punto de vista material, a fin de limitar la pena a imponer. En el caso de 2009 en Badajoz, por ejemplo, hubo condena considerando el maltrato probado a los dos cachorros, mientras en el caso del criador de Don Benito, al que se condenó por delito continuado -en contra del criterio de los denunciantes, que solicitaban concurso real pidiendo juzgar separadamente cada uno de los 50 animales maltratados-, se le impuso una pena de un año y tres meses al considerar todos los casos como uno solo.

En 2015, con la última reforma del Código Penal, la actualmente vigente, se amplían los delitos contemplados. Pero esta es aún insuficiente, ya que el bien jurídico protegido debería ser la vida y la dignidad del animal. Supone, sin embargo, un avance al incluir la explotación sexual como delito. Esta última reforma también considera que el estado debe dar protección y considerar el maltrato animal un acto de crueldad contra estos seres vivos, aprovechando su imposibilidad de defensa y la superioridad humana sobre ellos.

La fiscal Olga Suarez compartió su experiencia con la policía local de Cáceres, que se ha unido a un proyecto piloto a través de una red nacional de policía local donde reciben formación sobre maltrato animal desde la Fiscalía de Sala de Madrid. La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales. Suarez expuso que, en 2002, se creó una red informal de fiscales de medioambiente para apoyarse mutuamente en el modo de afrontar la legalidad y la sensibilidad social, aspectos que no suelen caminar de la mano.

La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales

Las estadísticas muestran la diferencia en número de sentencias penales derivadas de los cambios legislativos, siempre teniendo en cuenta que en todo lo concerniente a las causas penales debe verse desde el prisma de la presunción de inocencia.

Suarez, para ejemplificar el cambio social, recordó un caso de 2001 en Tarragona, cuando aparecieron varios perros mutilados, hechos que conmocionaron a una sociedad que ya no estaba dispuesta a pasar por alto el maltrato animal, lo que determinó el cambio legislativo de 2003. Y en positivo se refirió al caso del “Mariscal Ney”, un golden retriever que vivió feliz en A Coruña y que murió con 13 años después de haber pasado su vida en la Plaza de Lugo, junto a la floristería de su dueña, siendo querido y admirado por toda la ciudad y sus visitantes, hasta tal punto que actualmente hay en la plaza una estatua del artista Miguel Couto, pagada por cuestación popular, para que no sea olvidado.

La lucha por garantizar el bienestar animal tiene diferentes niveles de trabajo y todos los ciudadanos pueden implicarse de una u otra manera, hasta llegar al último que es la aplicación del Código Penal en los casos de maltrato. Es importante saber que existen legislaciones que no son vinculantes, como la Declaración Universal de los Derechos del Animal de la UNESCO de 1977, pero muestran la sensibilidad social al respecto; y otras que si son vinculantes, como el Convenio para la protección de los animales domésticos de 1987 de la Unión Europea, que España ratificó el pasado año y que impide la amputación de las colas u orejas; o la Directiva 86/609/CEE, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los estados miembros respecto a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos, de 2002.

El maltrato puede ser por acción (golpes, disparos y cualquier otra forma de infringir dolor, incluyendo el abuso sexual ) o por omisión (dejar a los animales sin comer o sin beber de forma dolosa), y el tema del abandono es un delito que ha generado un grupo de trabajo específico. La fiscal, que comenzó trabajando en maltrato de menores, encuentra una similitud en la evolución de la conciencia social sobre los derechos de la infancia y los de los animales. Abarca diferentes niveles (desde el leve al grave), con agravantes como son hacerlo delante de un menor o, por ejemplo en el caso de los cazadores, dar muerte a su animal con la propia escopeta.

El mayor problema que encontramos es demostrar el maltrato psicológico, que es un sufrimiento moral que puede llevar a la muerte. Para ilustrarlo, la fiscal contó el caso de una pareja de pastores alemanes que vivían en un chalet de la sierra de Madrid, donde entraron a robar con armas. La perra salió a defender la finca y recibió un disparo que le provocó una herida grave, de la que sanó con el tiempo, pero el perro no tuvo la capacidad de enfrentar a los intrusos, lo que le provocó un sentimiento de frustración que lo llevó a deprimirse y, finalmente, le originó la muerte.

Si eres cazador y tienes un jabalí para entrenar a tus perros, ese jabalí al que mantienes deja de ser considerado especie cinegética y se convierte en doméstico, por lo que esa conducta puede ser maltrato

Olga Suarez dio algunos consejos importantes en el caso de denuncia: lo primero, es muy importante acompañar la denuncia de prueba pericial. Tener presente que en la vía administrativa hay muchísimo campo para actuar, pues existe normativa suficiente que permite la declaración de desamparo o de medidas cautelares, y añadir la petición de responsabilidad civil que incluya no solo los gastos veterinarios y de manutención, sino también los daños morales. Se insiste en esto porque la manutención de los animales y la salvaguardia de su bienestar es un coste económico alto que asume la sociedad hasta llegar a la resolución del caso, siendo un campo inexplorado al que la ley aún no da una respuesta clara. Y si se impone inhabilitación para la tenencia, es muy importante notificarlo a la Junta, al Seprona y al ayuntamiento correspondiente.

Si eres cazador y tienes un jabalí para entrenar a tus perros, ese jabalí al que mantienes deja de ser considerado especie cinegética y se convierte en doméstico, por lo que esa conducta puede ser maltrato. O los transportes, donde la persona que lo lleva a cabo tiene la responsabilidad temporal, sea o no sea el titular.

Suarez concluyó contando con alegría el caso de la Cecilia , una chimpancé en Argentina a la que el juez que instruía el caso concedió el hábeas corpus al considerarla persona no humana.

El abogado Mariano Marillo fue el último en intervenir, y abordó la reforma del artículo 337 del Código Penal, en la que se está trabajando para ampliar el elenco de animales protegidos, incluyendo a los vertebrados en general y aumentando las penas para el maltrato animal. Al término de su exposición, se congratuló por la aprobación de las leyes que acercan a Extremadura a ser una Comunidad donde la leyenda negra de la crueldad se aleje, como la Ley de Emergencia Sanitaria, que incluye a los animales en los planes de evacuación en catástrofes ambientales, y la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, que se aprobó el pasado 14 de marzo, en la que se prohíben los animales en cautividad en los circos y las atracciones giratorias con animales vivos en las ferias.

Aún queda mucho camino por recorrer, pero es indudable que Víctor Hugo tenía razón: “no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”.

Noviembre mes del veganismo

VeganismoEl veganismo no es solo una forma de comer, es mucho más. Es un estilo de vida que toma en cuenta el derecho de los animales a ser dueños de su propia vida.

Las personas veganas queremos eliminar la explotación animal, por eso nos alimentamos sin animales, nos vestimos sin animales, nos calzarnos sin animales, para nuestra higiene diaria usamos productos no testados en animales, … somos veganos/as porque buscamos la forma de vivir respetando a los animales y luchamos por defender sus derechos.

Somos conscientes de que los animales tienen sus propios intereses, una vida que deben vivir en libertad, ya que ningún ser debería ser propiedad de otro.

La Vegan Society instauro el 1 de noviembre, fecha de su creación como día mundial del veganismo, pero usamos todo el mes de noviembre para difundirlo. El Día y el Mes Mundial Del Veganismo se usan para promover el conocimiento de este estilo de vida entre la sociedad, animando a todas las personas a que se acerquen al veganismo y comiencen a vivir de forma respetuosa con los animales.

Nuestra Plataforma ofrece tres charlas en tres de las principales ciudades de nuestra región, toma nota: